Desde mi taller: Lineth Márquez

Lineth Márquez es una pintora panameña que logró exponer sus obras en Nueva York gracias a Artelista. Hoy es la protagonista de la sección "Desde mi taller".

1. ¿Cuándo y por qué empezaste a pintar?
Desde niña me sentí atraída por la pintura, los colores me envolvían, para pintar hasta utilizaba el maquillaje de mi madre cuando ya había gastado mis lápices de colores, la creatividad siempre estuvo presente en mí, me gustaba imaginar y a partir de eso crear!! Ese llamado estuvo presente en mi vida aunque estudié Marketing y Publicidad en la universidad, carreras que considero ligadas al arte porque de la misma forma en que una obra nos detiene a reflexionar lo que transmite, con la publicidad necesitamos crear para transmitir y hacernos entender con nuestros mensajes.

El gran momento llegó al culminar mi carrera universitaria,  realicé un intercambio cultural con la Universidad Europea de Madrid una vez en Europa me dediqué a recorrer museos, fue amor a primera vista ver las obras de Velázquez  y Goya en el Museo del Prado, las obras de Sorolla en su casa museo, en Holanda las obras de Van Gogh, recientemente en el Metropolitam museo de Nueva York las obras de Picasso y todos los maestros del Arte, sin olvidar en América las nítidas obras de Botero en Colombia y la gran suerte de ser invitada visitar una colección privada de Guayasamín perteneciente a unas honorables personas, ahora también amigos.

Visitando museos me siento como una niña en una juguetería, emocionada y feliz, frente a una obra puedo perder la noción del tiempo, me pongo en la piel del artista que las pintó e intento descifrar lo que pensaba  al crearlas.

2. ¿Qué momento del día prefieres a la hora de pintar? ¿Cuánto tiempo le dedicas a la pintura?
No tengo un momento específico del día, en cualquier momento puedo recurrir a mis pinceles, cuando estoy alegre, cuando estoy triste, cuando algo o alguien me inspira, pero actualmente debido a que estoy organizando mis próximas exposiciones nacionales e internacionales para principios del 2013, estoy completamente inmersa todo el día, sin horario en mi lienzo,  absorbida el día entero por mi pasión por la pintura. Sin embargo mis mejores pinceladas las he dado en la madrugada, existen personas alondras “madrugadoras” y  búhos  “trasnochadoras” yo me considero una persona búho, empiezo a crear con un torrente insostenible de energía a partir del anochecer y hasta el amanecer, luego de ver la luna ocultarse y los primeros rayos intensos de sol asomarse entonces duermo unas horitas para luego continuar.

3. De todos los cuadros que has pintado ¿cuál es tu favorito? ¿por qué?
Mis cuadros para mí son los hijos que no tengo,  porque a cada uno de ellos los he parido con sentimientos, desvelos, cariño, alegrías, tristezas, los he creado con mucho amor  y finalmente me dan muchas compensaciones, me hacen sentir satisfecha. A todos los quiero por igual sin embargo hay uno al cual le tengo especial cariño por ser el “primero” mi primogénito, el que despertó mi pasión por lo autóctono de mi país que me ha dado tantas satisfacciones, su título es “Esplendor precolombino indígena” a partir de esa obra empecé a pintar motivos autóctonos panameños, pero todos son mis favoritos, los quiero por igual!!

4. Si pudieras reencarnarte en un maestro del arte, ¿quién te hubiera gustado ser?
La vida es tan bella que no quisiera tener que morir para reencarnarme en alguno de ellos,  si puedo escoger, preferiría que continuando en esta vida  me acompañen sus virtudes, un poquito de cada uno de ellos, quiero tener un poquito de la pasión de Goya, la delicadas pinceladas de Velázquez, la nitidez de Botero, la persistencia de Van Gogh, la fuerza de Sorolla, la crudeza de Frida, el orgullo indígena de Guayasamín  y no podría terminar... todos los maestros del arte me inspiran! quiero un poquito de todos en mí, pero lo más importante! “sin dejar de ser yo”.

5. ¿Cuál o cuáles son tus fuentes de inspiración?
Todo me inspira, dicen que de artistas, poetas y locos todos tenemos un poco, me gusta crear poemas y formo parte de una red de escritores, algunos poemas me inspiran obras, algunas obras me inspiran poemas, pero además el amanecer, la luna en todo su esplendor, lo autóctono de mi país. Tengo una especial atracción por las miradas porque estoy de acuerdo en que  reflejan el alma, pienso que “El silencio puede atar nuestras palabras pero nada ni nadie puede atarnos el alma cuando se refleja en nuestra mirada” por tanto me gusta pintar miradas expresivas de indígenas, campesinos, también danzas y folclor, todo lo que hable de mis raíces, amo todo aquello que grite Panamá, soy consciente de que todo artista evoluciona y quizás en algún momento encuentre otras fuentes de inspiración, pero por ahora disfruto este momento.

6. De todos los movimientos artísticos, ¿cuál es el que ejerce más influencia en tu obra?
Al igual que orgullosamente digo que soy una mezcla de razas producto de la afluencia de diversas culturas a Panamá, mis obras son una mezcla de todo, porque considero que en la vida combinar nos refresca, aporta y  enriquece, es como  sumar y no restar, aunque  puedo cambiar de un momento a otro de técnicas y tendencias, pero siempre prevalece en mi el Impresionismo  “la impresión” plasmar la realidad, me gusta hacerlo específicamente en los rostros y miradas, quiero que sean claras definidas, quisiera llevarlas al punto de hiperrealismo casi fotográficas aunque el resto se vaya difuminando y casi desapareciendo en el lienzo, pero intentaré que siempre recuerden las miradas, rostros, expresiones de mis lienzos.

Por otro lado el Expresionismo me gusta por el manejo de la luz, por permitirme expresarme intuitivamente sin censurar nada de lo que fluye de mi ser, con colores contrastantes casi violentos pues me gusta el color y vida en mis lienzos, específicamente el rojo  color sangre y verde color naturaleza, a ambos los considero el elixir de la vida los colores de la creación.

7. ¿Qué significa el arte para ti? ¿Qué papel juega en tu vida?
El arte para mi significa Expresión nos permite transmitir lo que sentimos, entender lo que otros sienten o sintieron, diariamente está presente en mi vida, todo lo que veo, lo que toco, lo que escucho, me transmite algo que se convierte en una enseñanza, una poesía que me inspira a crear, a  pintar, todo lo relaciono con el arte, me permite ser como soy y transmitir lo que siento y en la vida misma todos los días tenemos el reto de hacernos entender.

El arte me ha dado muchas compensaciones, me ha llevado a cruzar fronteras, conocer personas interesantes, me ha dado un nombre en mi país y ahora también afuera, me permite ser yo y plasmar mis ideas en el lienzo, me impulsa a construir mis sueños, me da un motivo cada día.

Pienso que la vida es como un lienzo, con nuestras acciones cada día añadimos pinceladas a nuestra gran obra, de ti depende sus colores, sus contrastes, sus brillos, sus sombras, al final cada uno será responsable de su propia creación así que “Procura añadir color al lienzo de tu vida”.

8. Este año tuviste la oportunidad de exponer tus obras en la muestra neoyorquina Eclecticism. ¿Qué puedes contarnos de esta experiencia?
Antes que nada quiero agradecer a Artelista la oportunidad que nos da a todos los que aquí presentamos nuestras obras de que sean descubiertas y apreciadas.  En mi caso tenía un par de años colgando mis obras cuando de pronto un día me contactaron para participar en la exposición Eclecticism en Nueva York,  Artelista nos da a todos la misma oportunidad porque al parecer  los curadores o evaluadores de arte dan seguimiento a las obras de Artelista y estuvieron viendo mis obras,  incluso pensé que era una broma de mal gusto cuando me contactaron porque no conocía a nadie del competitivo mundo del arte en Estados Unidos, menos en Nueva York, no lo podía creer!! pero luego de unas llamadas y cruce de correos electrónicos pude confirmar que era cierto, me sentí nerviosa pero muy emocionada, dentro de mi siempre estaré agradecida porque Artelista lo hizo posible.

La experiencia fue inolvidable, la noticia saltó a los medios de comunicación y a partir de ese momento me nombraron “La artista que refleja lo autóctono panameño” empecé a sentirme como una artista!! llevé con orgullo mis raíces plasmadas en mis lienzos a Nueva York, específicamente a Soho, el barrio artístico mundialmente reconocido de Manhattan, expliqué con mis obras el motivo de las pinturas corporales indígenas, el folclor,  nuestras prendas de vestir, las vasijas precolombinas, me sentí por un momento como Embajadora de mi país en el exterior, representando mi cultura, fue mi primera exposición y además internacional!!  En Nueva York!! un lugar alucinante, tan contrastante como mis lienzos, en  donde recorrí calles y disfruté del arte en su máximo esplendor, desde los museos hasta el arte callejero, todos me enriquecieron y me inspiraron.

Gracias a Dios, también a Artelista, a la universidad de Arte Ganexa de Panamá donde recibí mis primeras clases y realicé mis primeras pinceladas, a mi profesor el artista plástico panameño Blas Petit, a todos mis familiares, amigos y seguidores quienes me impulsaron, gracias también a la Galería Ward Nasse,  a las curadoras Leda Prado y Gigi Gafoglio, quienes sin conocerme al descubrir mis obras en este portal de Artelista vieron el potencial para formar parte de esa gran experiencia, gracias a todos se me siguen abriendo puertas para nuevas exposiciones nacionales e internacionales.