Cafés especiales animan el turismo

El agroturismo es una de las actividades que han llevado a las fincas cafetaleras de la Provincia de Chiriquí a destacarse entre las más visitadas en el distrito de Boquete. Estas se ubican entre 1,600 hasta 1,700 metros sobre el nivel del mar, favoreciendo la producción de los denominados cafés especiales o gourmet.

Las variedades que se producen son: caturra, catuaí, pacamara y geisha, entre otros.

Moíses Montesuma, jefe de Control de Calidad de la Finca Leira explicó que actualmente cuentan con el único hotel boutique de montaña, en donde los huéspedes tienen la oportunidad de conocer de cerca el proceso de siembra, cosecha y pasear por los cultivos cafetaleros.

La Finca Lérida, cuenta con 50 hectáreas cafetaleras divididas en siete lotes en donde se cultivan las variedades antes mencionadas, y las cuales recibieron distinciones durante el pasado The Best of Panamá organizada por la Asociación de Cafés Especiales de Panamá (SCAP por sus siglas en inglés) una subasta de cafés gourmet en donde el precio del quintal de café procesado en honey alcanzó los $1,275; mientras que al natural $1,395.

Entre los principales compradores de los cafés panameños son: Jápón, Corea, Taiwán, Noruega y Estados Unidos, entre otros. El precio de venta en subasta depende de la variedad y el proceso de secado.

Por su parte, Alicia Jimenéz, directora general de Servicio al Comercio Exterior del Ministerio de Comercio e Industrias de Panamá sostuvo que la calidad, aroma y sabor de los cafés cultivados en tierras de altura se cotizan a muy buenos precios internacionalmente, además de promover nuevos nichos de mercado como el agroturismo, debido a que los turistas conocen de cerca los procesos de producción.

Fuente: www.laestrella.com.pa