Panamá busca tener su propia línea de cruceros

El administrador General de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Salomón Shamah aseguró que Panamá tiene planes concretos para crear su propia línea de cruceros y así evitar que esta millonaria industria dependa de las decisiones de empresas internacionales que tienen su sede en Estados Unidos.

Shamah le dijo a la Agencia de Noticias de Panamá que la industria de cruceros es muy importante para Panamá, ya que cuenta con facilidades en los dos océanos, pero más importante es el hecho de que el país esta ubicado en un lugar privilegiado en el cetro de América y cuenta con un hub aéreo que brinda la oportunidad de hacer negocio de home port.

Sin embargo, el reto que tiene el país centroamericano es que todavía no es reconocido como un destino caribeño, por lo que se trabaja en posicionar esta marca creando una línea de cruceros propia, con la participación de empresas panameñas y compañías de la región.

Esto es un verdadero reto para Panamá y aunque básicamente el proyecto se encuentra en una etapa de gestación, el rector del turismo en Panamá cree que en un futuro habrá empresas más atrevidas que crean en su potencial para recorrer sus propias rutas.

Shamah señaló que se ha exhortado a operadores locales como el puerto de cruceros Colón 2000 y otros operadores internacionales cercanos para que con la ayudad del gobierno de Panamá diseñen un producto de tres o cuatro días para generar una actividad de cruceros constante que no esté atada a una temporada.

El proyecto podría iniciar con una ruta que saldría de la provincia de Colón, ubicada en el caribe panameño, cubriendo además las islas de San Blas y San Andrés en Colombia, la idea es crear una ruta propia y traer turistas de Argentina, Perú, Colombia y otros países de Sur América.

El gobierno de Panamá podría apoyar de mucha formas a estas compañías otorgando incentivos, e inclusive, los ayudarían a conseguir las garantías necesarias para lograr que adquieran un lising o compren un crucero de unas 500 habitaciones para cubrir esta ruta.

“Si los inversionistas privados dan el primer paso yo iría al más alto nivel dentro del gobierno para ayudarlos para que ellos generen su propio producto y nosotros asumiéramos parte del riesgo. Esta sería la única forma de lograr este objetivo, ya que un crucero de 500 habitaciones cuesta decenas de millones de dólares”, precisó el administrador General de la ATP.

Agregó que si se tiene la paciencia, los recursos y la política de estado para implementar este proyecto a largo plazo, esta seguro que en tres o cuatro años Panamá podrá tener una línea de cruceros cubriendo hasta tres rutas y haciendo home port en el Atlántico y en el Pacífico.

“En este momento yo como parte de un gobierno me atrevería llevar esto a consejo de gabinete, ya que tendríamos el control de poder armar un producto a la medida y necesidades de los panameños, además sería una tremenda inyección para la economía, debido a los gastos que hacen los turistas de cruceros en noches de hotel y compras”, dijo Shamah.

Para mayo de este año Panamá había recibido 203.858 turistas de crucero, un aumento de 1,2% con relación al mismo período del año pasado, cuando habían llegado 201.349 visitantes. En este mismo período el turismo le generó a Panamá divisas por más de US$1.023 millones.

Shamah destacó que la industria de cruceros es volátil, y aunque los puertos no se pueden mover, un buen día a un presidente de una línea le hacen una oferta en otro lugar simplemente moverá sus barcos y se los llevará a otro destino, por eso Panamá debe tener sus propios barcos cerca.

Fuente: www.anpanama.com